BIOECONOMÍA CIRCULAR

Los productos papeleros, tras ser utilizados, entran en el circuito de reciclaje y de este modo optimizamos el uso de un recurso natural y renovable como la madera y cerramos el ciclo del papel. 

Una vez utilizados, los productos papeleros se recogen para reciclar a través de dos vías: la recogida selectiva municipal (contenedor azul, puerta a puerta comercial y puntos limpios) y la recogida que realizan operadores privados en grandes superficies de distribución, industrias, imprentas…

De este modo, se han recogido para su reciclaje 4.417.500 toneladas de papel y cartón en 2019, lo que equivaldría a 44 grandes estadios de fútbol llenos hasta arriba de papel y cartón.

 Las fábricas papeleras españolas han reciclado 5.152.100 toneladas de papel usado en 2019, un 5,3% más que el año anterior. La tasa de reciclaje (papel que se recicla como materia prima en las fábricas papeleras sobre el consumo total de papel y cartón) se sitúa en el 75%, cuatro puntos por encima de la del año anterior y varios puntos por encima de la media de la UE. Somos el tercer país más reciclador de la UE en volumen, superados solo por Alemania y Francia y prácticamente empatados con Italia.

ECONOMÍA CIRCULAR: RECICLAJE DE CALIDAD PARA CERRAR EL CICLO

Shredded paper

La calidad del material recogido es la clave de la circularidad, resulta esencial para el cierre del círculo y constituye el nuevo reto de la economía circular del papel. Para un reciclaje de calidad es necesario reducir el nivel de impropios en los contenedores azules (plásticos, materia orgánica y textil en su mayoría), que tiene graves consecuencias medioambientales y económicas y dificulta el reciclaje final del material recogido.

En primer lugar, para lograr un reciclaje de alta calidad, el papel y cartón ha de recogerse de forma separada del resto de residuos. Es asimismo necesario que los contenedores azules estén debidamente cerrados con bocas o aperturas pequeñas para evitar el depósito de otros residuos que no sean papel y cartón. Igualmente es fundamental llevar un control y seguimiento del nivel de impropios. Y hay que insistir en las campañas de información y sensibilización, ofreciendo a los ciudadanos la información necesaria para separar correctamente los residuos y, en consecuencia, reciclar mejor, con más calidad.

EL SISTEMA ESPAÑOL DE RECOGIDA MUNICIPAL DE PAPEL Y CARTÓN, UN CASO DE ÉXITO

La recogida selectiva municipal de papel y cartón en España es un caso de éxito de ámbito europeo. La fortaleza e idoneidad de nuestro sistema y el compromiso y colaboración de todos los agentes implicados nos permitirán sin duda afrontar con éxito el futuro.

La industria papelera española, gracias a su gran capacidad recicladora, garantiza el reciclaje en España de todo el papel y cartón recogido selectivamente, que cumpla con los estándares europeos de calidad, es decir, con la norma europea EN 643.

La industria del papel propugna una nueva política de materias primas que implica a todos los que participan en el círculo virtuoso del reciclaje, desde el ciudadano, pasando por las administraciones públicas y el sector de la recuperación de papel y cartón, hasta las fábricas papeleras donde se realiza el reciclaje final.

ASPAPEL promueve la recogida y reciclaje de papel y cartón con el programa  Pajaritas Azules Tu papel 21, un sistema de evaluación, asesoramiento y reconocimiento de la calidad de la gestión de la recogida selectiva de papel y cartón para entidades locales.

Más información (descargas)

LINKS

  • www.pajaritasazules.com